29/09/2017

Hablar con vos

(Descargar letra)

01. Confía en Dios
02. Hablar con vos
03. Madre de la fiel respuesta
04. Cuando caminamos juntos
05. Un tiempo para amar
06. América de fiesta
07. Espíritu de dios
08. Jesús contigo va (Coco loco)
09. Yo me quiero ir al cielo
10. Compilado

 

1- Confía en Dios

Tal vez estés desesperado y hasta te cueste continuar.
Tal vez el miedo te acobarde y pienses que es tarde para comenzar.
Tal vez los golpes de la vida, dieron sentido a tu temor
Pero aún en medio del fracaso te toma los brazos, Jesús, tu Señor.

Confía en Dios, confía en él, confía en su amor, que todo lo puede
Confía en Dios, acércate a él, y te sostendrá sus brazos son fuertes

Si soportó tantos castigos para salvarte con su amor,
Piensa en la fuerza de tu amigo, que te ha prometido la resurrección.
Piensa en que nunca te abandona, suéltate y camina hacia él,
Y aunque parezca que te hundas, te toma la mano y aumenta tu fe

2- Hablar con vos

Soledad, heridas, hoy mi corazón no puede más la suerte me esquiva,
y es duro poder recuperar aquella fe, entre tanta rutina.

Estoy buscando hablar con vos, amigo, estoy buscando ponerme a pensar,
si tu presencia es como el aire mismo, estoy buscando respirar

Tantos me fallaron, que me duele hablar de la amistad,
Quiero ver tu rostro, quiero descubrir que me escuchas,
Que no te vas, cuando te necesito.

Creo, lo siento lo siento lo siento, algo, se enciende en mí.
Dudas, no tengo, tu, estas aquí.
Creo con todo mi corazón (2) que tu amor está cerca de mí,
que en mi soledad te presentás, y tu nombre puedo pronunciar amigo.

3- Madre de la fiel respuesta

Madre de la fiel respuesta en el pequeño Nazaret,
Madre que en tu adolescencia dijiste al Señor amén.
Eres bendita entre todas las mujeres,
siempre cantas las grandezas del creador.

Ave María enséñame a decir amén , también, cual las palabras que dijiste al creador,
Ave María enséñame a escuchar su voz, también, que me diga que debo hacer

Madre que estabas atenta a cada paso de Jesús,
y seguiste sus caminos, hasta el último en la cruz,
cuando dijo:- Madre, ahí tienes a tu hijo;
y en tu amén nos tomaste en adopción

Madre que con los apóstoles orabas sin cesar,
cuando el Espíritu Santo, nos hizo comunidad.
Hoy sentimos tu oración entre nosotros,
y en tu amén nos ayudas a caminar

4- Cuando caminamos juntos

Hay un Dios que nos ha dado la grandeza de su amor.
Hay un Dios que nos ha dado el milagro de encontrarlo y de poder oír su voz.
Hay un Dios que nos convoca a que amemos como él,
y a buscar a otros hermanos para que hallen el milagro de escuchar su voz también.

Cuando caminamos juntos es más fácil trabajar.
Cuando caminamos juntos todo se hace más normal.
Y un compromiso tomo ya: Perder mi vida para amar.

Hay un Dios que nos ha dado la plena oportunidad
de poder gritar al mundo que una vida más profunda es la que nos dará la paz.
Hay un Dios que nos ha dado una madre de verdad
que nos habla, nos consuela y nos dice la manera de cumplir su voluntad

5- Un tiempo para amar

Si, hoy, vuelvo a caminar, por aquel momento de la historia
Donde aprendimos a amar, y hasta decisiones hubo que tomar;
Cuando los sueños nacían pequeños,
y comenzaban a andar(2)

Aunque los años se van, no me puedo olvidar de aquel tiempo vivido
El corazón lo traerá porque fue de verdad, un tiempo para amar

Nuestra adolescencia fue amistad, estudio, fiestas, miedos
Y ese amor a Jesús, a quien consultamos mil proyectos
Tiempo de encuentros y de campamentos donde pudimos crecer (2)

Si volvés a caminar, y en tu alma vibran los recuerdos
Jesús, aún está con vos y en tu corazón está diciendo:
Que si la siembra, ya está floreciendo
hay que darla a las demás (2)

6- América de fiesta

América, los sueños del pasado, con dolor acariciados, hoy queremos construir,
sabemos de la cruz y los espinos, mas con Cristo, que es camino,
la misión debe seguir.
América, el futuro nos espera, y nuestras manos van llenas de amor para compartir,
llevamos en alforjas la esperanza, con tambores y guitarras que se animan a decir:

América, tu gente está de fiesta, Jesús te pide un reino construir
Ya crecen las espigas sobre tu tierra, y en tus viñas el sol vuelve a salir

América, levanta tu mirada desde el valle y la quebrada, hasta la sierra y el mar
queremos que una nueva primavera, florezca en la cordillera, en el llano y el palmar
América, María nos alienta, nos consuela y nos da fuerza para poder continuar,
la obra de Dios Padre que nos salva y que su Espíritu nos manda para ser comunidad

7- Espíritu de Dios

Mucha gente va y viene apurada, pocos se detienen a pensar
que otros tantos más van caminando alrededor y no los queremos ni mirar,
si somos hermanos, hijos de un mismo Dios…cambiemos un poco.

Oh Espíritu de Dios, haznos comunidad, portadores de paz, solidarios y amigos.
Oh, Espíritu de Dios, enséñanos a andar, con todos los demás de la mano de Cristo.

Quizá cuando entrás en una Iglesia, para estar más cerca del Señor,
poco te interesa el que a tu lado se sentó: si anda solo o precisa un favor.
Dale tu sonrisa y míralo con amor…cambiemos un poco

Una madre nos brindó su ejemplo, en las alegrías y el dolor.
Nos enseña que perseverando en oración, nuestra vida toma otro color.

8- Jesús contigo va

Voy a cantar una nueva canción
Una que todos podamos sentir
Para oponerme a la sed de poder
Que a mi país no los deja vivir …
Una canción sentir, para poder vivir.
Te cuento esta verdad

Aunque nada te importe con tu coco loco, y gires en el mismo lugar.
Aunque andes todo el día de un lugar a otro Jesús contigo siempre va.

Es hora de ponernos en acción
Y que nada nos impida seguir
No hay corrupción que destruya al amor
al “Gran Amor” que te hace feliz…
Y en acción seguir, Dios es amor y te quiere feliz.
Te cuento esta verdad

Siguiendo a Cristo tu eres la Luz
Siguiendo a Cristo, tu eres la sal
Para un país que ha perdido el sabor
Y que no encuentra su rumbo al andar…
Si tú eres luz y sal; si el sinsabor no te permite andar.
Te cuento esta verdad.

9- Yo me quiero ir al cielo

Hay quienes están cargados con sus mochilas para viajar.
Hay quienes están viajando pero no saben a donde van.
Hay quienes en esta vida solo quieren la comodidad,
y hay quienes buscan pasaje a la eternidad.
Recuerda lo que te dijo Jesús, tu amigo, el de Nazaret,
que para llegar al cielo como los niños debemos ser;
por eso no te avergüences de esta canción que te enseñaré,
y así como los pequeños exprésate.

Yo me quiero ir al cielo (3), no me quiero quedar
Yo me quiero ir al cielo, no me quiero quedar (2)
Yo me quiero ir al cielo, ahí, ahí, ahí.
Yo no quiero ir solito (3), quiero ir con los demás.
Yo no quiero ir solito, quiero ir con los demás(2)
Yo no quiero ir solito, ahí, ahí, ahí.

Un día un muchacho joven y adinerado se le acercó
¿Cómo tener vida eterna, maestro bueno?- le preguntó
-¿Tú cumples los mandamientos? -Desde pequeño- le contestó.
Jesús lo miró y entonces se enterneció –
Vende todo lo que tienes, dalo a los pobres y sígueme.
El joven se fue muy triste, pensando:- Yo no lo puedo hacer. (“Difícil es para el rico poder llegar a la eternidad,
Si no comparte lo suyo con los demás”)

10- Compilado

Ascendió, ascendió

En las cercanías de Betania el Resucitado los citó.
Antes de volver al Padre, del dio la última consigna:
“salgan todos a anunciar mi amor”

Ascendió, ascendió.

Como cualquier otra historia de amor, tu vida fue encendiéndose de a poco,
te basta solo con cerrar los ojos, para sentir que está en tu corazón
Buscas una respuesta en tu interior, porque todos te dicen que estás loco,
y tu alma te responde, síguelo, a Jesús tu Señor.

Tú, puedes seguirlo, puedes amarlo, y abandonar en él tu vida,
es tu momento, te está llamando, puedes dejarlo todo por él.

Ascendió, ascendió

Palabra itinerante, va de padres a hijos, y del hijo que crece, hasta su ancianidad,
tu misión catequista, es pregonar el eco, para que todo hombre pueda a Cristo encontrar.
Cataeko, Cataeko, su Palabra resuena en mí

Ascendió, ascendió

La respuesta es Jesús, que no se quedó clavado en la cruz,
no, pues resucitó, y nos envió, su Espíritu de amor,
para descubrirlo en quien precisa de verdad,
en el pobre y el necesitado,
y no se conforma con que ocupe un banco más,
precisa mis manos para amar.

Es necesario juntar nuestras manos, es necesario aprendernos a amar,
es necesario mirar al hermano y algo más, comenzar a trabajar.
Y una voz nueva nacerá, los corazones se abrirán,
y el continente de la pena, reirá.
Esta condena acabará, el hombre a Dios alabará…
solo hay que empezar a amar.

Ascendió, ascendió