29/09/2017

Simple y loco

(Descargar Letras)

01. Simple y loco
02. Desde el vientre
03. Cuantas primeras caídas
04. Misericordioso como el padre
05. Bienaventurados
06. ¡Cuantos locos!
07. Te adoro
08. Jesús está
09. No tengamos miedo
10. A ver quién se juega
11. La alegría del evangelio
12. ¡Alabado seas!

 

1- Simple y loco

​Es simple y hasta casi loco amar de esta manera,
pero se que al final del viaje hay alguien que me espera,
para abrazarme y reír de las cosas que aquí me solían preocupar

Por eso, aunque coloquen piedras sobre mi camino,
caminaré con fuerzas hacia donde mi destino
marque un sendero de luz que no podrá apagar la tiniebla de aquí

Uh uh uh uh, hay luz en mi interior.
Uh uh uh uh, y es hacia donde voy
Uh uh uh uh.

Pueden negarme por rencor, su corrección fraterna.
Pueden hacer que mis palabras parezcan ofensas,
y criticar por detrás hasta hacerme morir en quien me iba a escuchar.

Pueden prohibirme que trabaje de lo que mas quiera,
pueden atar mis manos para que no de pelea.
Pero jamás callarán esa voz interior que me invita a seguir.

2- Desde el vientre

Quizá te desespera, que el hombre en su carrera
quiera cambiar hoy tantas cosas
La chispa primitiva, favoreció la vida
pero también encendió bombas

La ciencia sin conciencia y la autosuficiencia,
por el orgullo alimentada,
de Dios lo hace olvidarse y hasta llega a plantearse
que la vida no vale nada.

Si respetamos la semilla
Respetaremos más la flor
Si respetamos a los niños desde el vientre
Florecerá un mundo mejor

¿Qué provocó que el hombre ni siquiera se asombre
del ser humano y su misterio?
Si es una maravilla, no puede una pastilla
eliminarlo en su comienzo

Que bajo que ha caído el que está convencido
que asesinar es un derecho.
Hay tantos inocentes que mueren en un vientre
por cobardía o por despecho

3- Cuántas primeras caídas

Cuantas primeras caídas que hay en la vida, mi Señor Jesús,
y que fácil que sería, si en esa caída oyeran tu voz
y que fácil que sería, si en esa caída oyeran tu voz

Cuánta falta de conciencia
hoy experimenta nuestra sociedad.
Cuantos humanos violentos
que al primer intento se quieren matar (bis)

Aquí estas, aquí estoy, ayúdame para comprender,
que es posible seguir otra vez,
que de las caídas se puede aprender
Aquí estas, aquí estoy, no permitas que vuelva a caer.
Con tu fuerza me levantaré, Divino Maestro y te seguiré.

Cuántas primeras caídas
le arruinan la vida a más de un ladrón:
primero arrebata en la esquina,
y después asesina si mas compasión. (bis)

Cuántas primeras caídas arruinan familias
con droga y alcohol;
y una pitada termina
con un internado por drogadicción (bis)

4- Misericordiosos como el Padre​

Cuentan que hace mas de dos mil años,
las ovejas del rebaño iban tristes por la vida,
lejos de un pastor que las guiara,
sus corazones llevaban tanta herida que sanar

Fue allí que Dios, rico en misericordia,
nos manifestó su Gloria, desde el vientre de María,
revelándonos su amor de Padre,
en el Verbo hecho carne, ¡Que alegría! En verdad

Y en un abrazo misericordioso nos unió,
Nos devolvió la dignidad perdida
Buscó a la oveja, que del fiel rebaño se alejó
sanó su herida y la rescató.

Con mirarlo uno veía al Padre,
su ternura era el mensaje, su actitud la cercanía
Nos llenaba de besos y de abrazos,
y buscaba a cada paso darnos vida y libertad

Misericordiosos como el Padre
nos pedía que seamos frente a tanta hipocresía.
No juzgar para no ser juzgados,
ver en el otro a un hermano con heridas que sanar

Y en un abrazo…

Jesucristo estas a nuestro lado,
y nos pides que veamos tanta dignidad perdida
tantos gritos y tantas miradas
tanta gente postergada y excluida de verdad

Enséñanos a estrechar sus manos,
para que juntos sintamos tu grata presencia amiga
y esa caridad que nos obliga a ser signos de alegría y de solidaridad.

5- Bienaventurado

Bienaventurado, bienaventurado, bienaventurado si amas la justicia y la paz, hermano
Bienaventurado, bienaventurado, bienaventurado, piensa que hay un cielo que te está esperando

Felices aquellos jóvenes que piensan que todo es posible.
Feliz el que espera sin bajar los brazos, con una fe firme.
Feliz el que lucha, cuando otros aflojan, cuando otros se escapan.
Feliz quien no tapa con alcohol y drogas su desesperanza

Bienaventurados aquellos que sueñan con una paloma en medio de la guerra.
Bienaventurado si te dicen tonto por tus ideales y por tus creencias.
Bienaventurado si amas a la vida en medio de un mundo lleno de violencia
Bienaventurado si sigues a Cristo, si lo reconoces y si a él te entregas.

Bienaventurado, bienaventurado, bienaventurado, piensa que hay un cielo que te está esperando

Ay de aquellos pibes que se creen vivos y que te desprecian.
Ay de aquellos giles que gastan su vida de fiestas en fiestas.
Ay de aquellos que andan más muertos que vivos, que roban que matan sus sueños de niño.
Ay de aquellos otros que cierran sus puños contra los pequeños o los desvalidos

Ay de aquellas chicas que se creen cancheras cuando hablan de sexo y su basta experiencia.
Ay de las segundas o de las terceras que le dan el gusto al hombre con que sueñan.
Ay de las que buscan el éxito fácil, quitando su ropa para que las vean
Ay de las que dicen que tienen derecho a quitar la vida que en su vientre llevan

Bienaventurado, bienaventurado, bienaventurado, piensa que hay un cielo que te está esperando

Bienaventurado el loco que estudia cuando su familia enfrenta miserias
Bienaventurado aquel que trabaja cuando otros lo tientan con la delincuencia
Bienaventurado aquel que devuelve eso que ha encontrado ¡que alma tan bella!
Hallará justicia, porque la predica, la siente, la vive, y no solo la piensa

Felices aquellos que cambian de vida cuando ven que otros por ellos se juegan
Feliz ese joven que tiende una mano al pobre, al anciano, al niño, ¡a su vieja!
Feliz el que canta, que salta y que baila con toda su fuerza
y que no precisa más energizante que Fe y Esperanza en la Vida Eterna

6- Cuántos locos

Cuantos locos, cuantos locos, cuantos locos
Le entregaron toda su vida a Jesús
Cuantos locos, desde él hasta nosotros.
Cuantos locos, cuantos locos por amor

Cuantos locos, se bancaron los castigos,
el desprecio, el exilio o la prisión
Cuantos locos sembraron con su martirio,
la semilla que Cristo les regaló.

Un poco loco, quisiera ser también, para no tener miedo al que dirán
Un poco loco, quisiera ser también, para gritar al mundo su verdad.

Cuantos locos acudieron a los pobres,
y en los pobres descubrieron a Jesús.
Cuantos locos desde Asís hasta Calcuta,
no buscaron otro premio que el amor

Cuantos locos se enfrentaron a gobiernos,
que la vida no querían respetar.
Cuantos locos entre locos y entre presos,
dan su tiempo para al hombre transformar

7- Te adoro mi Señor

Ante Ti, Jesús, mi buen amigo, buscaré el abrigo
de aquella Palabra que abraza mi alma,
dándome tu luz y dándome calor

Navegando contra la corriente, a veces me fatigo,
súbeme a tu barca, llévame contigo,
para que descanse allí mi corazón.

Te adoro, te adoro, te adoro mi Señor (bis)

¡Que belleza poder reflejarme en tu mirar sereno!,
y así contemplarte con cada recuerdo
que viene a mi mente y estalla en mi voz

Me doy cuenta que desde pequeño vos me sostuviste,
cuando estuve solo, cuando estuve triste,
cuando el mundo entero se me derrumbó.

Te adoro, te adoro, te adoro mi Señor (bis)

QUIERO QUE VENGAS CON TU FUERZA, LLENARME DE PACIENCIA, CUANDO CREO QUE NO AGUANTO, CUANDO SIENTO VIOLENCIA
PORQUE MATAN…Y ROBAN… PORQUE RUTAS SINIESTRAS
ATRAVIESAN MIS AMIGOS Y ESO ME DESESPERA.

OSCURIDAD, TORMENTA, Y AUNQUE EL MUNDO DE VUELTAS
EL CARROUSEL DE LA VIDA NO ME SUBE NI ME ALIENTA
PERO SE QUE UNA LUZ BRILLA CUANDO DOBLO MIS RODILLAS
Y ANTE TI, SEÑOR, HE AQUÍ MI ADORACIÓN.

Te adoro, te adoro, te adoro mi Señor (bis)

Te regalo todo lo que tengo, a ti te consagro mis ojos y oídos,
mis manos, mis labios, para que dispongas a tu voluntad.

Si me das aquello que me pides, te doy lo que quieras,
pues estás conmigo y no me desespera, la lucha, la entrega,
o esperar la paz.

Te adoro, JESUCRISTO PAN DE VIDA, OH DIOS MIO YO TE ADORO
te adoro,
TU DIVINA EUCARISTÍA, ES MI ALIMENTO Y MI TESORO
te adoro mi Señor (bis)
TE ADORO, TE ADORO, TE ADORO MI SEÑOR

8- Jesús está

Si es duro el tropezón o la caída,
si ya no tenes fuerzas para andar,
no importa cuanto sea el sufrimiento,
ni cuanto tu alejamiento: “ Jesús está”
El soportó llevar ese madero,
para ganar tu vida y tu amistad,
y volverá de nuevo a levantarse,
pues lo que quiere es salvarte…”Jesús está”

Allí donde tu corazón se entrega,
allí donde ya no hay más que esperar,
allí donde está perdida la guerra
y las fronteras se cierran, Jesús está.
Allí donde el palmar se hizo desierto,
allí donde la flor marchita está,
allí donde perforan tus heridas,
piensa que hay una salida: Jesús está

Si fue como un baldazo de agua fría,
si una noticia te dejó sin paz,
si piensas que se arruinará tu vida,
ve sus manos extendidas: Jesús está.
Abrázalo a pesar de los pesares,
escucha su palabra en tu interior;
el quiere que tú puedas levantarte;
mira arriba y adelante: ¡Jesús está!

9- No tengamos miedo

Si vemos que la marcha se dificulta y a veces
ni podemos estar de pie
si buscamos por premio solo un Oscar o un mundial
difícilmente podamos avanzar
Talentos argentinos, tenemos por doquier,
solo que por la tele pocos se ven;
en su tarea humilde, trabajan por la paz,
y si se caen, vuelven a caminar

Vamos, no tengamos miedo todavía hay tiempo
de seguir forjando el sueño de tantos,
que en doscientos años, nunca abandonaron,
la esperanza de una gloriosa nación

Igual que nuestros padres, hoy te invocamos,
Fuente de todajusticia y razón.
Oh, Señor de la historia, queremos ser nación,
aborreciendo el dio y dando el perdón.
Danos sabiduría,
para que al dialogar, siempre seamos instrumentos de paz;
privilegiando al pobre, buscando el bien común,
junto a María,y su tierna oración.

10- A ver quien se juega

Me invitaron mis amigos a una boda, en Caná,
para que les ayudara a servir y a cocinar.
Pero se acababa el vino y no sabíamos que hacer,
hasta que una mujer dijo: -¡ Hagan lo que diga él!.
Enseguida llegó el Hijo y agua nos hizo traer,
que milagro mas divino, ¡vino pudimos beber!

A ver quien se juega y celebra la Vida Nueva,
moviendo todo su cuerpo al compás de está canción(2)

Al patrón se le fuel el hijo, malgastando su heredad;
pero cuando apretó el hambre, quiso al padre, regresar.
El padre le dio un abrazo y nos hizo preparar
una fiesta que incluía: música, becerro y pan.
Este hijo estaba muerto y ahora revivió.
¡Vístanlo como es debido!
…Y la fiesta comenzó

A ver quien se juega…

¡Qué linda será la fiesta en el Reino del Señor!
¡Jesús, siempre nos decía, con esta comparación:
“Un hombre brindó un banquete y, a muchos invitó,
pero dando mil excusas, ninguno participó.
Entonces, a los caminos, mandó fueran a buscar
a humildes y sencillos, que supieran celebrar.

11- La alegría del Evangelio

La alegría del Evangelio, llena siempre el corazón
y la vida de los hombres que se encuentran con Jesús
El nos salva y nos libera, del pecado y del dolor,
y nos invita a la fiesta, para compartir su amor

Y somos una Iglesia Misionera, que anunciando a Cristo va.
Su Palabra arde en nosotros, no la podemos callar
Una Iglesia de testigos, que se pone a caminar
con la alegría, la fiesta y los gestos de amor,
de un Dios que quiere al hombre salvar (2)

Una Iglesia en salida, que se atreve a “primerear”
y a buscar al excluido, para así sus pies lavar.
Salgamos a los caminos, bajémonos del balcón.
Solo con olor a ovejas, ellas oirán su voz Y somos…

Acudamos sin demora, a quien alejado está;
demostrémosle que Cristo, vino a “misericordiar”.
Tanta cara de vinagre, ya no debemos tener,
pues Jesús nos quiere alegres callejeros de la fe

12- Alabado seas

Alabado seas mi Señor, por tu creación
Alabado seas mi Señor, por toda tu creación

Por la hermana madre tierra, la cual nos sustenta, dándonos frutos y flor
Por quienes son instrumentos y deben cuidarla por ser la casa común
Por los reptiles, los hongos, las algas e insectos, trabajando en comunión
con tantos microorganismos, que dan equilibrio a toda la creación.

Alabado…

Alábenlo sol y luna, estrellas lucientes, porque es eterno su amor
Alábenlo tierra y cielo, montañas y vientos, porque es eterno su amor
Alábenlo grandes peces, granizos y nieves, porque es eterno su amor
Bosques, fieras y ganado, animales alados, porque es eterno su amor

Alabado​​…

Por la humilde hermana agua y el hermano fuego, que nos da luz y calor
Por todas las criaturas que cantando buscan la luz de su Creador.
Te pedimos que vivamos todos hermanados en esta casa común
Que nadie quede apartado de tu gran regalo, oh, providente Señor